jueves, 27 de noviembre de 2014

LAS MUJERES SOMOS MACHISTAS

Lamentablemente nosotras, las que duramos horas quejándonos de la desgracia histórica del machismo, somos precisamente quienes más subsidiamos la supervivencia del mismo. Nosotras  hemos decido que Rosa será el color del cuarto, de la cuna, de la ropa, del peluche, del chupo, hasta del supositorio del bebé una vez nos enteramos que estamos embarazadas de una nena; porque el azul está prohibido, "no vaya a salir machorra". 

Fuimos criadas y criamos en esa fábrica de machismo llamada hogar. Moldeadas como pequeñas princesas de Disney, "el balón de fútbol para Fulanito, a Sutanita los chocoritos", "el hermano es el de los mandados y ella la del aseo". Direccionadas principalmente por nuestras madres a repetir ese patrón de culto a la belleza, la fragilidad y los quehaceres del hogar como herramientas para conseguir un buen marido y tarea cumplida, nos hicimos machistas!

Machistas nosotras las que salimos sin dinero a una cita porque el hombre tiene que proveer, con el riesgo de que el tipo nos deje botadas y no tengamos ni para el taxi de regreso.

Machistas las que no conquistamos, seducimos y galanteamos, porque esa tarea es exclusiva de los hombres y de las mujeres fáciles.

Machistas las que usamos la virginidad como "arma" para marrar a un hombre, creyendo que con eso ellos están obligados a quedarse con nosotras.

Machista las que pedimos permiso al novio para comprar un vestido de baño con nuestro propio dinero, dejándole claro a ellos que tienen poder de decisión sobre nosotras.

Machistas las que nos acostamos con hombres casados, comprometidos, ennoviados, porque así aclaramos que ellos valen más y merecen tener afecto doble.

Machistas nosotras las que nos inscribimos en cuanto reinado de belleza existe, por esa necesidad compulsiva de que nuestros cuerpos sean calificados y aprobados por el mundo.

Machistas las que participamos en comerciales sexistas o como modelos semidesnudas de programas de televisión, donde permitimos que nuestros cuerpos sean cosificados y utilizados como estrategia de mercadeo.

Machistas las que obtenemos una mejor nota por andar ofreciendo favores sexuales a nuestros profesores, haciéndole saber a estos que por una nota pueden intimidar, acosar y violar a cualquier otra estudiante.

Machistas las que  nos acostamos con todos nuestros jefes, no por gusto, placer o deseo, sino cómo único medio para lograr ascender profesionalmente, diciéndole al mundo que no hay otros medios, que podemos subestimar y desvalorizar a quienes crean que con tenacidad es posible conseguirlo.

Machista nosotras las que estudiamos muchos años de Universidad, con el único propósito de mejorar nuestro currículo para vivir a expensas de un marido millonario.

Machistas las que con un feminismo mal llevado atentamos contra los hombres, si mujeres, nuestra peor tragedia y autoflajelación es que nosotras somos peores machistas que los machistas.


 

Sample text

Sample Text

Sample Text

 
Blogger Templates